Juan Pascual Saco Oliveros

  • Síganos en las redes

Biografía

Nació en la ciudad de Lambayeque el 23 de octubre del 1796 que propagó en los principios de la emancipación y el 27 de setiembre de 1820 logro que la fracción del batallón español Numancia, que se hallaba de guarnición en Lambayeque se pasase a la filas de los independientes, esto fue un hecho decisivo para la victoria de la libertad.

Nombrado jefe de ella, se presento con sus efectivos al Cuartel General de Huaura, poniéndolos a disposición de San Martín. El 28 de julio de 1821, entro a Lima, como capitán de la 2°da campaña de intermedios (1823) y en su condición de tercer jefe del Regimiento de Húsares de Junín, asistió a la batalla de Pórtate de Tarque, en 1829, en el conflicto con la Gran Colombia. En 1832, fue elevado a la clase de coronel guardado y el 24 de mayo de 1834 a efectivo.

En 1835, fue comandante general de la división de caballería, jefe del estado mayor y general del Ejercito del sur, prefecto de Junín; intendente del Callao y segundo gobernador de plaza(1834), estuvo al lado de Orbegoso y Santa Cruz en las acciones Guía, Buin y Yungay, contra la expedición chilena para destruir la Confederación Perú- Bolivia(1838-1839).

En 1841, hizo la campaña contra Bolivia como primer jefe de regimiento de Lanceros de la Frontera, asistiendo al desastre en Ingavi, siendo nombrado posteriormente jefe de la caballería y prefecto de Puno. En 1843 y 1844, fue vocal y presidente de la junta de reforma. De 1845 a 1852, sirvió como inspector General del Ejército, hasta junio en que fue nombrado vocal de la Corte Suprema Marcial, en reemplazo del mariscal Riva Agüero. Fue ministro de Guerra y de Hacienda en gobierno de Echenique. En 1855 volvió a ser inspector General del Ejercito; presidente de la Junta Calificadora, de la Junta del 2 de mayo de 1866 que consolido definitivamente nuestra independencia.

El coronel Pascual Saco Oliveros falleció en la ciudad de Lima el 8 de enero de 1868 y el 26 de diciembre de 1927 sus restos fueron trasladados del cementerio General Presbítero Matías Maestro de Lima, al Panteón de los Próceres, donde descansan quienes lucharon por nuestra independencia.